jueves, 17 de diciembre de 2009

Clarín quiere que EE.UU vuelva a tener un "virrey" como Todman

Es de un post de hace algunos meses, pero dada la situación, vale la pena recordarlo:

(...) el otro día escuché a Marcelo Cantelmi, editor jefe de la sección "el mundo" de Clarín, en una charla y decía: "porque el Pte Kirchner, bah, ¿uds saben que el Pte es Kirchner,no?, esto es lo que pasa en un país donde no existen las instituciones, un tipo es Pte sin ser elegido".

Dió algo de bronca porque cuando uno ve que al ex Embajador de Estados Unidos en nuestro país, Terence Todman, los medios lo apodaban jocosamente "el virrey", nadie decía nada de doble comando. Les dejo algunos link para que recuerden o conozcan algo de lo que hizo Todman en Argentina:

- “Nadie ha sido tan sumiso como Carlos Menem. El Embajador estadounidense, Terence Todman, se ha vuelto tan influyente, que algunos argentinos se refieren a él como el `Virrey´... En este caso el `Virrey´ es un simpático diplomático de carrera que no ha sido tímido al dar a conocer sus deseos. Ningún embajador estadounidense ha ejercido tanta influencia”. (Newsweek, July 15, 1991).

-Todman defendiendo a Menem

- La decisión adoptada por el gobierno argentino provocó el elogio verbal de las autoridades norteamericanas. Ese mismo día 19 de septiembre, el embajador norteamericano en Buenos Aires, Terence Todman, y el vocero de asuntos exteriores de la Casa Blanca, Roman Popaduak, notificaron el beneplácito de Washington por la decisión del gobierno argentino de enviar tropas a la zona del Golfo Pérsico. (24) Al día siguiente, 20 de septiembre, Menem recibió una felicitación por carta de su colega Bush

- el embajador Todman recibió del Departamento de Estado la orden de intensificar las presiones para conseguir la destrucción del Cóndor II

- el embajador norteamericano en la Argentina, Terence Todman, intentó poner en juego toda su capacidad de presión para concretar el objetivo de Washington: que el fin del Cóndor II tuviera un plazo concreto. (106) El 18 de junio, Todman mantuvo una reunión con el vicecanciller Fernando Petrella y otros funcionarios, en la que manifestó la ausencia de partes del misil (107) y expresó abiertamente sus dudas respecto de la voluntad del titular de Defensa, Oscar Camilión, en entregar todas las partes del Cóndor. Concluyó su intervención señalando que

"Vine a transmitir la respuesta oficial de mi país. Una comisión de la Trading Development Agency llegará en tres semanas para hacer un estudio de factibilidad (de reconversión de la planta de Falda del Carmen) y ver qué proyecto pacífico es viable para esas instalaciones." (108)

Como era de esperarse, las urticantes declaraciones del embajador Todman provocaron la reacción inmediata del ministro Camilión quien (...) cuestionó las declaraciones de Todman, por considerarlas "totalmente fuera de lugar". Camilión sostuvo asimismo que "(…) hay algunas cosas que sería más prudente conversarlas con las personas directamente interesadas si existen discrepancias, esto es con los funcionarios con los que se tiene que hablar. Creo que el embajador Todman debe hablar fundamentalmente con la Cancillería".

- Una secuela de las presiones norteamericanas a favor de la desactivación completa del Cóndor II, ejercidas a través del embajador Todman, fue, sin lugar a dudas, el alejamiento temporario del comodoro Miguel Guerrero, director del proyecto, a partir de agosto. El diplomático norteamericano, en una reunión que mantuvo con el ministro de Defensa Oscar Camilión, objetó la continuidad y la actitud de Guerrero, uno de los principales defensores del proyecto y opositor al desmantelamiento definitivo del producto militar de la planta cordobesa de Falda del Carmen

- Desde que en 1945 Spruille Braden desafiara a Perón, ningun embajador de los EE.UU. se habia atrevido a tanto como lo realizado por Terence Todman con Menem. Pero las reacciones y los resultados fueron abismalmente diferentes en ambos casos: Perón echó a sopapos y puntapies en el trasero al diplomático yankee de su despacho y ganó las elecciones presidenciales bajo la consigna "Braden o Peron", y el actual mandatario (Menem) prefirió agachar la cabeza y seguir los dictados coloniales.

- Y por último, les dejo una nota que le hizo Neustadt en 1978:
"para nosotros Argentina es muy importante, y usted se acuerda que, durante el encuentro entre el presidente Videla y el presidente Carter, no hubo ningún problema en acordar que el secretario Vance fuera a la Argentina lo más pronto posible, y así lo hizo y yo lo acompañé"