martes, 17 de noviembre de 2009

El Estado paga cuentas de los medios (Becerra)

Dejamos 3 notas de interés sobre la relación entre el Estado y los medios:

1- El Estado es el verdadero artífice de la estabilidad económica de muchos medios comerciales en la Argentina, afirma Martín Becerra en un artículo publicado en Caras y Caretas nº2239 (octubre 2009). El autor examina críticamente las reacciones desde la centroizquierda y desde la centroderecha en la discusión por la ley de medios audiovisuales, a partir del análisis del eje económico de viabilidad del sistema de medios ante el cambio de regulación.

2- Como si las ayudas mediante condonación de deudas, extensión de licencias, tolerancia con el abuso de posición dominante de los grupos más importantes y otras medidas fiscales y políticas que el Estado argentino ejecuta desde hace más de dos décadas fuesen poco, ahora el Estado directamente le paga una parte del salario a periodistas radiales, incluso de emisoras que militan en la oposición al gobierno. ¿Ejemplo de que la intervención económica oficial no impide una línea editorial opositora? Nota de Jorge Liotti en Perfil

3-
La condonación de millonarias deudas previsionales y fiscales de grandes grupos de medios está en marcha por parte del gobierno, que gracias a un decreto de septiembre último beneficia con el erario público los rojos en la administración de empresas privadas que explotan el recurso (público) de radio y televisión. Un negocio redondo (para los beneficiarios). Nota de Jésica Bossi en Crítica

La fuente de estas 3 notitas proviene de uno de los mejores blogs sobre Cs de la Comunicación, el del Dr. Martín Becerra

Aquí es cuando se rompe el mito de que los grandes medios son liberales en los económico. Ellos aman al Estado interventor, siempre y cuando vaya en pos de sus intereses. Si no preguntenle a Clarín acerca del Decreto 1005 promulgado por Menem (sí, sí, leyó bien DECRETO. Parece que en aquella época a los medios y a la gente no les parecia muy importante llevar a cabo un arduo debate, y alcanzar un nivel de consenso altísimo, como sí se le exigió al Gobierno actual por la Ley de SCA)
O si no preguntenle cómo llegó a Papel Prensa, o cómo era ese subsidio que le otorgó la última dictadura, a través del cual, todos los argentinos le subvencionábamos la energía eléctrica de todos sus edificios (incluido el de la planta impresora)

*De yapa, no tiene que ver con el tema del post, pero igual vale la pena: es la nota
"Internet y la TV pueden acelerar el odio y la intolerancia" publicada hoy en La Nación