domingo, 7 de diciembre de 2008

Los medios y la "sensación de inseguridad"

La agenda mediática está repleta de casos de inseguridad. El caso del Ingeniero Barrenechea, el caso del chico Rodolfo González, el caso de Emiliano Facundo Sonnenfeld en Del Viso, el de la jóven chaqueña, la toma de rehénes en Lanús, el asesinato de una pareja de ancianos en Zárate, el de un treintañero en El Palomar, etc.
Inseguridad, inseguridad, inseguridad.
En el caso de Berrenechea hay menores imputados; en el caso de "Rolo" González el padre ha dado a entender que los secuestradores de su hijo eran jóvenes movidos por la droga; en el caso de Sonnenfeld hay un menor imputado y en tantos otros delitos, los medios intentan reforzar la idea de que los menores delinquen cada vez más y obviamente hay que tomar medidas al respecto. Los medios impulsan, apoyados en la figura del gobernador bonaerense Daniel Scioli, la posibilidad de bajar la edad de imputabilidad.

Lo interesante es ver cómo los medios confunden ( y no porque sean tontos) la parte con el todo. Ellos nos muestran las consecuencias de toda una serie de políticas que lo único que hacen es reforzar y aumentar cada vez más la desigualdad. Ellos no nos explican (en gral, aunque hay excepciones) cómo un niño nacido en un barrio pobre carece de posibilidades de ascender socialmente. Ellos no nos muestran, por ejemplo, la cantidad de establecimientos de educación que hacen falta construir en la zona sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Ellos no nos muestran que esos chicos son los que más necesitan una escuela en las inmediaciones de su hogar, ya que el hecho de tener que viajar en colectivo para ir al colegio puede transformarse, el día de mañana, en un impedimento para ir a clase. Para ellos, la única posibilidad de ascender en la pirámide social se obtiene a través del estudio. Si les negamos la educación a los más necesitados, les estamos cerrando la puerta a un futuro mejor, los estamos condenando a vivir en las mismas o en peores condiciones en las que ya se encuentran.

Algo similar hacen los medios al abordar la cobertura de manifestaciones. En reiteradas ocasiones no se explica quiénes se manifiestan, ni qué es lo que piden, simplemente se reduce el hecho al punto de caracterizarlo como un mero accidente geográfico. Así, todas las manifestaciones se parecen. No importa si se exige justicia, libertad de presos políticos, mejores condiciones edilicias en escuelas públicas o planes sociales más acordes a la realidad, lo "importante" es que no se puede circular por la av. Corrientes al 2700. No se explican las causas de las manifestaciones, sólo se muestran sus consecuencias.

En un libro llamado "Fronteras globales"(Lila Luchessi y María Graciela Rodríguez), se aborda el tema de la inseguridad y los medios de comunicación. Allí se compara una tabla en la que se enumeran los delitos denunciados en un periódo de 2 años, y la "sensación de inseguridad" que sufre la población en el mismo periódo de tiempo. Es interesante ver cómo la curva de delitos denunciados se mantiene de forma constante, es decir, no varía demasiado en todo ese periódo. Sin embargo, la "sensación de inseguridad" sí sufre variables repentinas. Hay momentos en los que se percibe una situación calma, y otras en las que parece ser que se viviera en épocas de guerra. Cabe destacar que la variación de la "sensación de inseguridad" va de la mano con la cobertura mediática respecto de asuntos delictivos. Si los medios se dedican a reflejar innumerables casos de inseguridad, se percibirá una sociedad más violenta, se vivirá con más miedo; si los medios se atienen a transmitir eventos deportivos, o temas vinculados al ambiente del espectáculo, el miedo y la "sensación de inseguridad" bajan.

* A modo de ilustración dejo el esquema de arriba
- El gris representa la cantidad de denuncias de delitos
- El azul representa el espacio mediático que ocupan los casos de inseguridad
- El rojo representa la "sensación de inseguridad" que se percibe en un momento determinado

7 comentarios:

jorge oscar garcia dijo...

Soy bonaerense. Vivo en el Barrio Malvinas, de Monte Grande, el "culo del conurbano".
No entiendo de que hablan cuando hablan de INSEGURIDAD. Para mí es una "sensación" creada un 50% por periodistas amariconados y otro 50% por periodistas tiramierda e interesados en hacer quilombo.
Me pregunto que dirían de la inseguridad si hicieran periodismo "independiente" en Sao Paulo ó México DF.

Martín, latino y K dijo...

Incluso sería razonable pensar en un incremento de la delincuencia por diversas razones. Una obvia es el crecimiento de la población sin un cambio sustancial en la sociedad argentina respecto a su composición, marginalidad, etc.

No hace mucho comentaron que el número de delitos violentos -violaciones, asesinatos, etc- registrados en el país ronda los 250. Con mucho menos el noticiero genera una sensación de pánico. Es absolutamente cierto lo que dijo Anibal Fernandez sobre la "sensación", pero lo tomaron para la boludez porque nadie se puso a analizarlo. Decir que hay un clima de histeria creado por los medios no implica negar que existen delitos. Existen y son mas de los que se nos muestran.

Pero sin dudas hay una histeria colectiva responsabilidad de los medios de comunicación. A tal punto, que suelen elegir un tipo particular de delito y repetir todos los parecidos a modo de "ola de...". Entonces tenemos olas de secuestros, olas de asalto a kioscos u ola de rapto de loros barranqueros.

Saludos.

No dijo...

Ola de asaltos a jubilados, ola de accidentes de tránsito, ola de jóvenes que mueren por mezclar alcohol y una "pasti"
(el caso de la chica del colegio marianista se vendió como eso, cuando en realidad se comprobó que tenía un problema cardiovacular congénito. Miren lo que publicaba Clarín: http://www.clarin.com/diario/2007/10/18/sociedad/s-04215.htm

y un año después Infobae: http://www.infobae.com/contenidos/417320-100799-0-A-un-a%C3%B1o-de-su-muerte,-los-padres-de-Camila-aclaran-que-no-hubo-%22exceso-de-alcohol%22

Verboamérica dijo...

Además, la "sensación de inseguridad" de los medios está compuesta por crímenes pasionales, barrabravas, con secuestros, piñas en las escuelas, autos que pisan gente, sindicalistas y piqueteros. Toooodooo tiene el mismo trtamiento y va a parar a la sensación de inseguridad que asusta cada mañana a Perez Volpin en TN.

Para mi hay que diferencias los tipos de delito. Una cosa son los crímenes, que se resuelven con políticas de seguridad+sociales+economicas y otra muy distinta es la sensación de inseguridad que se resuelve en el psicólogo.

Analía dijo...

La inseguridad está en la agenda de todos los medios y crea nuevos miedos sociales. Pero lo peor es que generar estereotipos sociales muy peligrosos, como que los pobres son todos delincuentes, que los menores no se rehabilitan, que hay que matarlos a todos, etc. Y lamentablemnte, un gran sector social argentino compra y felicita ese discurso.

Martín, latino y K dijo...

"Pero lo peor es que generar estereotipos sociales muy peligrosos, como que los pobres son todos delincuentes, que los menores no se rehabilitan, que hay que matarlos a todos"

Absolutamente. A mi lo que mas me preocupa es ese mensaje de "para resolver el problema de la delincuencia hay que resolver el problema de la pobreza", es decir, para resolver el problema de la delincuencia hay que erradicar las villas.

¿No será que el problema de la delincuencia siempre existió, que hay actores mucho mas fuertes que dos o tres pibes de la villa? ¿como juegan las fuerzas policiales, el sistema penitenciario, la justicia, las redes de narcotrafico, etc, etc? ¿que onda con el tema "efedrina", eran "villeros" y "pobres" los implicados? ¿que tal la gente que compra robado, que coimea a la policía, que viola la ley? ¿Que onda con los muertos ocasionados por accidentes de tránsito por negligencia de un loco que viola la ley y mata con un auto? ¿a ese lo protegen por ser clase media?

La asociación "crece la delincuencia por culpa de los villeros que se drogan con paco" es detestable y tiene un objetivo bien claro.

MONA dijo...

Hola:
por un lado es cierto que hay inseguridad, tanto como que esto constituye una trinchera de la oposición para seguir avanzando en la descalificación del actual gobierno.
Los medios de comunicación hablan en todos sus programas, de algunos casos muy sensibles a la población, y crean un malestar general, un miedo que apunta en contra de la actualconducción política. Pero describen dos o tres casos, cuando en realidad, suceden 253 cada día en nuestro País. Tal vez hasta pueden ser más, porque hay ciertos delitos que no se denuncian o por pudor, o por falta de confianza en la resolución policial.
Cada delito es terrible para quien lo sufre. Sin embargo, si bajaran a la mitad, o a la cuarta parte, ya sea fruto de una campàña o de un milagro, y los medios se siguen proponiendo embarrar la cancha, de los 50 ó 60 delitos existentes pueden mostrar 10 ó 12, para crear la sensación que el delito avanza.
La campaña de los medios es incisiva. Todos los día abona una hipótesis más grave. Cada día muestra más injusticia... Es dificultoso para el lector o el televidente desprevenido, entender que subyacen otras intenciones detrás de una noticia de "rutina"...
Te saludo!