viernes, 1 de agosto de 2008

Sobre la radicalidad

Julio César Cleto Cobos, 53 años, vicepresidente de la Nación, llamado por los medios como "Radical K". Todos los días, desde ese jueves a la madrugada, los medios de comunicación nos bombardean con información sobre nuestro vicepresidente. Qué hizo, qué no hizo, qué dejó de hacer, adonde fue, quienes los acompañan, si lo saludan, si lo felicitan, si lo putean, si lo tildan de traidor, etc.
Pero volvamos arriba. "Radical K" le dicen. Poco radical fue su apoyo a los K con respecto a la votación de la Resolución 125. Poco radical fue su apoyo al partido fundado por Alem, del cual era miembro. Por eso aceptó formar parte de la fórmula presidencial junto con Cristina Fernández. Radical es alguien intransigente, que va hasta las últimas consecuencias. La Real Academia define radical como algo "perteneciente o relativo a la raíz".
Capaz aquí podemos atisbar un error de Cristina y todo su equipo. El no haber contado con alguien perteneciente o relativo a la raíz, en este caso, al FPV. Alguien que se jugara por ellos en los momentos difíciles. Porque siempre existen momentos difíciles en los Gobiernos que necesitan consolidar su proyecto en un segundo mandato.
Le sucedió a Lula, quien hace un tiempo atravesaba una crisis por un caso de corrupción en el que se encontraba involucrado su hermano. Sin embargo, salió adelante porque todo su partido lo apoyaba. Porque los del PT sí supieron ser radicales ante su proyecto. ¿Se imaginan si Alencar se hubiera puesto en contra del propio Lula?
Por lo tanto, propongo que no se lo llame más "Radical" o "Radical K" a un hombre que conoce poco lo que es la radicalidad.

1 comentario:

Data Base dijo...

Sabía que te iba encontrar..
Con respecto al blog: felicitaciones.