domingo, 28 de septiembre de 2008

San Grondona y la construcción de la oposición política

El Planteo Central de Grondona en el artículo del domingo 3 de agosto es:

El Gobierno pierde, pero sus rivales no ganan Por Mariano Grondona.

El protagonista del mes de julio fue el vicepresidente Cobos. …En julio de 1890, cuando la Revolución del Noventa (…) se produjeron renuncias: la de Juárez Celman a la presidencia. Que abrió paso al vicepresidente, el formidable Carlos Pellegrini.

¿Es posible trazar aquí un paralelo entre el presente y el pasado? El pecado original de Juárez Celman había sido la pretensión de monopolizar el poder a contrapelo de Julio Roca, su antecesor y su padrino político. Pese a que en la etapa ascendente de su gobierno Juárez Celman concentró el poder hasta el punto en que su régimen fue llamado el "Unicato", al final, cuando se había quedado sin espacio, apeló a la doble dignidad de la renuncia y el silencio.

Grondona en estos párrafos introduce el eje-tema que quiere tratar-instalar para organizar el debate-confrontación de ideas: La crisis de 1890, para tratar la caída del presidente Juarez Celman y el ascenso de su Vicepresidente Pellegrini. Grondona introduce indirectamente la idea de la caída de Cristina Kirchner y su reemplazo por Cobos.

La crisis de 1890 se compone de: la crisis financiera mundial que repercute en Argentina a partir de su relación directa dependiente con Inglaterra y en particular con la Banca Baring. La crisis de la banca británica esta asociada a la especulación con el Oro, que llevan a delante las nuevas formas de empresa –cartells y trust- expresión del capital financiero. La Banca Baring inmediatamente fue rescatada por el Banco de Inglaterra, el Banco Nacional de Rusia y el de Francia. La crisis financiera se origina en el centro financiero mundial pero las condiciones de la relación de los capitales britanicos y la oligarquia porteña, hacen posible el intento de la contrarrevolución de 1890. Contrarrevolución del 90, agroexportadora-especulativa-comercial, opuesta a la revolución de 1880, donde se impone el proyecto industrialista. La caída del Juarez Celman tiene marco en la crisis financiera pero no en la acción de los sectores de la oligarquía, que no pudieron aunar fuerzas aunque amontonaron toda la vasta heterogeneidad de la fauna política porteña. La caída de Juarez Celman se da en el marco de la debilidad interna que tiene respecto del Roquismo y el Pellegrinismo, es decir la interna del Partido Autonomista Nacional. Por lo tanto, la caida de Juarez Celman es mas una acción al interior del PAN, y muestra la consolidación de la alianza Pellegrini-Roca confirmando la línea industrialista. Línea, que por la consolidación de la posición dependiente de Inglaterra, no pudo desarrollarse nunca y si lo hizo la especialización agroexportadora. La línea industrialista mantuvo el gobierno pero nunca pudo consolidar el poder para desarrollarla.

Por otro lado, esta crisis financiera impulso el desarrollo de la crisis de los partidos políticos de circulo de notables; la crisis de organización social general que produce la emergencia de una nueva forma de capital dominante, el capital financiero, en su primera fase de internacionalización; la crisis en las ideas fuerza globales con que se legitima y construye hegemonía la nueva fracción de capital y la crisis de los actores sociales subordinados. Luego, se pueden mencionar a los individuos y sus aciertos, errores y miserias, que es lo que Grondona trata en este párrafo: Juarez Celman, el individuo que concentro, monopolizo poder y fue llamado el UNICATO por el modo en que manejo el PAN.

Pero lo importante es que Grondona considera que estamos frente a un momento de crisis general de dominación y esto es lo central. La crisis financiera de hoy, la de las Redes Financieras Globales, ha dado paso a las guerras inter-imperialistas de baja-media-o-alta intensidad y esto define la relocalización de las oligarquías asociadas y, de las burguesías, naciones y pueblos dependientes que pueden insurgir con sus proyectos propios. Esta crisis financiera global con centro en el eje Wall Street-Londres, es la forma como aparece la nueva forma de capital dominante que necesita re-ordenar la sociedad global a su medida y semejanza. Donde la crisis de los partidos políticos, que organizaban los actores sociales, debe desarrollarse para dar paso a lo nuevo. En Argentina, dada la concepción histórica de los centros financieros imperiales Anglo-Americanos, de controlar ambos partidos políticos por las cupulas, la crisis se desarrolla en ambos partidos y principalmente en el que enlaza a las mayorías populares; donde se da la lucha central, en el caso citado entre los de Juarez Celman y los de Julio Roca. Al desarrollo del enfrentamiento entre el Mitrismo agroexportador y el Roquismo-Pellegrinismo industrialista, le sigue la profundización del enfrentamiento al interior del PAN, entre el Roquismo pasado al proyecto agroexportador desde 1900, y los sectores Juaristas que necesitan profundizar la industrialización. En este marco, los Juaristas intervienen las provincias y el congreso para reducir a cero la influencia Roquista hacia 1907. Las grandes mayorías se van desprendiendo del PAN y de los políticos del PAN, y desarrollan el movimiento nacional que va sintetizando paso a paso en el Yrigoyenismo y que luego será la UCR-Yrigoyenista.

La crisis de 1890, la de 1905, la de 1910, la de 1912 y la de 1914 hacen al proceso de desarrollo de la emergencia de una nueva forma de capital financiero, de su lucha por imponerse y subordinar a las otras fracciones y formas, y de construir la institucionalidad política y la ideas fuerza que legitiman esta imposición. El irracionalismo individualista no nace con el Neoliberlismo, las diferentes formas del revisionismo teórico y la teoría del reformismo ultraimperialista, tampoco.

Por lo tanto, Grondona nos advierte qué esta en juego: proyectos estratégicos, donde el agroalimentario responde a la nueva forma de capital financiero dominante global; a qué se debe la crisis de los Partidos, de los políticos y de los valores-ideas.

Luego, nos intenta distraer con eso del individuo con adicción a la ambición de poder. Que cuando era Menem, el mayor adicto, no mereció de Grondona-Neustad más que loas. Aunque deja picando la idea de que: “la contraofensiva financiera agroalimentaria esta vencida y el gobierno muerto.”

Pide la Renuncia de Cristina retomando el eje unicato y su reemplazo por Cobos.

El Kirchnerismo insiste

(…) El pecado original de Kirchner ha sido similar al de Juárez Celman (…). Pero lo que ha seguido a la primera derrota sufrida por Kirchner en el Senado no fue la reiteración de 1890, sino la decisión del ex presidente de insistir en lo que percibe como una batalla inconclusa contra el campo (…)

Grondona continua, ahora asimila Kirchner a Juarez Celman. Y afirma que a la “derrota” parlamentaria no le siguió la renuncia al proyecto, sino la reiteración de que se deroga la 125 y se continúa en la misma línea. En una batalla contra el proyecto financiero agroalimentario.

(…) Aun después de haber perdido en el Senado, en la calle y en las encuestas, Kirchner todavía pretende por lo visto vengarse del campo, borrando de paso todo signo de disenso.

Grondona vuelve a contar la historia, y dice: después de perder en el senado, en la calle y en las encuestas, el KIRCHNERISMO pretende vengarse. Grondona reconoce que gano en diputados, no reconoce que empato en senadores y desempato Cobo-Bergoglio a favor de los agroalimentarios.

Sostiene que la oposición gano en la calle, cuando a todas vistas se sabe que no pudieron lograr su objetivo de tomar plaza de mayo y destituir al gobierno. Se sabe que la población movilizada mediaticamente, el arco hiper-heterogéneo de convocatoria y la imposibilidad de un liderazgo síntesis los reduce a la política de destituir para en la confusión instituir.

Acerca de los sondeos de opinión política, todos sabemos que la encuesta sondea lo que se instalo mediaticamente y es sabido que el 97% de los medios juegan en el esquema del partido financiero agroalimentario. Es cierto que la fuerza del proyecto productivo esta demorada en su desarrollo, es cierto que la política cultural y de medios esta demorada y es cierto que la política de convocar a las amplias expresiones de las mayorías esta demorada, es cierto que se perdió tiempo y oportunidades. Pero que el principal actor financiero global, que controla la economía y los medios de comunicación de Argentina, y que jugo a la destitución del gobierno, no haya podido lograrlo, que haya logrado ponerle un ojo negro y luego suspendido la pelea con el voto panqueque cobista, nos indica que el proyecto financiero no gano la batalla, no vencio, nos muestra que su situación en Rusia-Iran-Bolivia-Ecuador-Paraguay se complica, nos muestra que su situación se complica.

El proyecto productivo Nacional no puede jugar a vencer al proyecto financiero agroalimentario, solo puede jugar a derrotarlos en miles de pequeños combates y principalmente a no ser vencido. El proyecto Nacional debe convocar y desarrollar la fuerza político social nacional, popular y latinoamericana, y a construir una política cultural que la consolide.

Grondona plantea la reconstrucción del bipartidismo

(…) Si gozáramos de un sistema bipartidario como el que tienen las democracias exitosas de nuestro tiempo, el drama no sería tan grave. Mientras el nuevo primer ministro inglés, Gordon Brown, se hunde al parecer en la impopularidad, no es tan dramático que la oposición conservadora se apreste a reemplazarlo, así como los laboristas de Tony Blair reemplazaron en su momento a los conservadores que venían de Margaret Thatcher.

No hay partidos políticos, no hay sistema bipartidario, esto esta en crisis desde hace mucho y se profundizo desde el 2001 y especialmente desde el 2002, cuando Duhalde y Alfonsin fraturaron en 3 al PJ y en 3 a la UCR, para poder ganarle a Menem y De la rua. Por lo tanto, una crisis en el nivel de profundidad que ha alcanzado, puede tener salida por el proyecto nacional rompiendo la trampa bipartidaria neoliberal que no funciona; este es el pánico que dejan entrever entre tanto ruido a derrotas, cacerolas y operaciones mediáticas.

Cuando Grondona habla del bipartidismo de EEUU e Inglaterra, y de sus democracias exitosas, habla de lo controlado y vaciado que esta el espacio de la participación ciudadana donde menos de 50% vota, habla de lo mediatizado y vaciado del debate político ciudadano y habla del no peligro en la lucha entre fracciones financieras de que emerja un sujeto político alternativo y desafié la vacía alternancia bipartidaria. Democracias maduras que se observa en su capacidad expansiva sobre otras naciones como Irak, Colombia, Afganistán, Polonia, Checoslovaquia, Georgia, Iran, a quienes tienen la capacidad de declarar como inmaduras, fallidas, narcotraficantes, no ambientalistas, etc.

La oligarquía es oligarquía porque subordina su historia a la capacidad de hacer historia del imperio de turno. No hace historia, la tergiversa, su historia es la del imperio al cual se encuentra asociada en los negocios económicos, políticos y culturales.

El bipartidismo, las líneas políticas y los proyectos en pugna

(…) El problema es que nuestra democracia no es todavía bipartidaria porque en lugar de los Kirchner, que han iniciado su descenso, lo que aquí tenemos no es una sola oposición sino varias. Para hacer una breve lista: en la resistencia al frustrado unicato de los Kirchner se suman ahora el peronismo no kirchnerista de los Rodríguez Saá, De la Sota, Romero, Reutemann, Das Neves, De Narváez y Duhalde; la Coalición Cívica de Carrió; el socialismo de Binner, el Pro de Macri y el propio radicalismo de Morales y de Cobos, que bien podrían reconciliarse. Solo, cada uno de estos referentes perdería contra los Kirchner. Todos ellos o un buen grupo de ellos, sumados, los derrotarían fácilmente ya sea en las urnas o en el Congreso. Pero una pregunta oscila al lado de esta enumeración. Todos ellos o al menos muchos de ellos, ¿se sumarán?

Grondona, afirma: “A entrado en crisis el Kichnerismo pero no hay una oposición sino muchas”, y describe y pregunta por qué no arman un frente anti-kirchnerista.

La respuesta es, porque no hay dos proyecto en pugna sino varios: 1- El Financiero angloamericano neoliberal; 2- el Financiero Americano; 3- el Financiero de las Coronas Británico-Española-Vaticana; 4- el financiero franco-germano; 5- el financiero de los capitanes de la industria; y 6- el proyecto productivo nacional popular y latinoamericano.

De la sota, Romero, De Narváez, Cavallo-Cargill-Miguens y Menem juegan a uno, Duhalde-Alfonsin-Das Neves-Llambias-De Angelli a otro, Lilita-Reuteman-Micheti-Cobos-Bergoglio a otro, Binner-Sabatella-Ibarra-Buzzi a otro, Prat Gay-Lopez Murphy-Nosiglia-Manzano-Roque Fernandez a otro.

Toda esta manipulación de información e historia para instalar que hay dos posibilidades, y lo que hay en todo enfrentamiento son dos fuerzas, pero hay por lo menos 6 posibilidades de liderazgo y 6 intereses.

El proyecto financiero agroalimentario no depende del ocaso político del Kirchnerismo sino de la unidad de la oposición

(…) Esta pregunta es crucial porque indica que el futuro de la república ya no depende sólo del ocaso político de los Kirchner, sino también de la energía y sobre todo de la humildad que exhiban sus rivales. A ellos también y no sólo a los Kirchner les corresponde por lo tanto una responsabilidad importante para el futuro de la República porque, si el derrumbe eventual de los Kirchner siguiera afectando a la República como ya la está afectando, la ausencia de una convergencia opositora para reemplazarlos la pondría en emergencia. No vaya a ser que de aquí a un tiempo algún orador venga a decirnos (…): el Gobierno está vencido, pero la oposición está muerta. (…)

Si el gobierno esta vencido es porque hay una fuerza que lo venció, logro que abandonara su proyecto: la fuerza financiera noliberal agroalimentria cargill-cavallo-matinez de hoz, por ejemplo. Pero es esto lo central, la movida destituyente del proyecto financiero angloamericano no tuvo éxito, el mayor poder global no pudo vencerlo en su contraofensiva destituyente.

El proyecto nacional no puede vencer al Financiero, solo puede jugar a no ser destituido, a derrotarlo en miles de pequeños combates y a no ser vencido, es decir no renunciar al proyecto y a los valores. Puede y debe jugar a llevar a su fuerza a la vistoria.

Autor: Walter Formento

5 comentarios:

MP dijo...

Notable y completísimo artículo. Felicitaciones! Sólo puedo agregar que Grondona era más sutil cuando ponía bombas como Comando Civil en 1955.
Un Saludo!
MP

Anónimo dijo...

Sabatella apoyo la Res.125, incluso participo en dos marchas de apoyo al gobierno, Ibarra? con Buzzi, cualquiera.
Adrian

Fatiga dijo...

Muy bueno. Resulta curioso como parten de la lectura de la "estrepitosa" caída del Kirchnerismo.
Desde el voto del emo (por aquello de que se corta solo) Cobos, que están viviendo los últimos días del gobierno de Cristina, algo que ellos inventaron y rápidamente se convencieron de que existía.
Llegan a tanto, de la mano de Marianito, que una de las cosas que comentan y dan como segura es que Cristina renunciaría y se haría cargo Néstor, demostrando su acabado conocimiento de la Constitución y la mella que les hizo haber cursado Instrucción Cívica en el colegio, que luego aplicaron a todo su pensamiento político.
Una verdadera lástima que no puedan disfrutar del orgullo que produjo la hidalguía con la que Cristina se presentó en New York.

Mauri dijo...

si, esta buensimo esta entrada
la tuve q leer varias veces.
Lo q me pregunto es en base a q datos concluyen q el Gob de Cristina ya esta entrando en un proceso post.
Les faltan 3 años de sufrimiento.

Los Compañeros dijo...

Un humilde aporte:
"Por eso nosotros hemos luchado sin descanso para imponer la justicia social que suprimiera la miseria en medio de la abundancia; por eso hemos declarado y realizado la independencia económica que nos permitiera reconquistar lo perdido y crear una Argentina para los argentinos, y por eso nosotros vivimos velando porque la soberanía de la Patria sea inviolable o inviolada mientras haya un argentino que pueda oponer su pecho al avance de toda prepotencia extranjera, destinada a menguar el derecho que cada argentino tiene de decidir por sí dentro de las fronteras de su tierra.

Contra un mundo que ha fracasado, dejamos una doctrina justa y un programa de acción para ser cumplido por nuestra juventud: esa será su responsabilidad ante la Historia.

¡Quiera Dios que ese juicio les sea favorable y que al leer este mensaje de un humilde argentino, que amó mucho a su Patria y trató de servirla honradamente, podáis -hermanos del 2000- lanzar vuestra mirada sobre la Gran Argentina que soñamos, por la cual vivimos, luchamos y sufrimos!"
Juan Domingo Perón.

Muy buen blog!